Un alimento maravilloso

EL REPOLLO…

Este vegetal es valioso por su alto contenido de minerales, vitaminas y sales alcalinas.

Nos aporta proteína por lo que fortalece los músculos; además carbohidratos y, entre sus minerales se encuentra el calcio, fósforo, hierro; también contiene vitaminas A y C.  Tiene un especial aporte de Yodo, Azufre y Cloro.

Es precisamente esta combinación de azufre y cloro el que le otorga grandes cualidades para la limpieza de las membranas mucosas del estómago y el tracto intestinal, pero esto sólo se aplica cuando el repollo o el jugo se toma en estado bruto sin adición de sal.

Constituye una parte importante del tratamiento natural de infecciones, úlceras y otros trastornos del sistema digestivo:

Estreñimiento: – El repollo proporciona la fibra material esencial para estimular la acción adecuada de los intestinos. Una comida de repollo crudo es un excelente remedio para el estreñimiento. Se puede preparar agregando un poco de sal, pimienta y jugo de limón.

Úlceras estomacales: – Para esto, se han observado grandes beneficios al consumir  jugo del repollo. Se recomienda tomar al menos dos vaso pequeños de jugo de repollo al día por lo menos durante 4 o 7 días.  Si el sabor del jugo no le es agradable, puede agregar un poco de apio, piña o limón. Si no se cuenta con extractor, se puede picar y licuar con un poco de fruta cítrica (como toronja, piña o limón) o agua.

Obesidad:- Una investigación reciente ha descubierto en el repollo un contenido valioso llamado ácido tartronic que inhibe la conversión de azúcar y otros carbohidratos en grasa. Por lo tanto, es de gran valor en la reducción de peso.

Trastornos en la piel – Las hojas del repollo se han utilizado en forma de compresas en úlceras, llagas infectadas, ampollas y erupciones en la piel, como la psoriasis. También son útiles en quemaduras y carbunco. Las hojas exteriores más verdes son más gruesas y más eficaces para su uso en forma de compresas. Para esto deben estar bien lavadas y desinfectadas.  Cuando se cambia la compresa, área afectada debe ser completamente lavado y secado.

El repollo es ideal para consumirse  unas 3 o 4 veces por semana. Una ingesta excesiva puede causar problemas en la tiroides.

Puede prepararse como ensalada, al vapor, hervido o cocido. Aunque siempre es bueno recordar que los vegetales crudos o fermentados aportan mayores nutrientes a nuestro organismo y son de mayor digestión, por lo que el aporte de energía es mayor.

Podrás encontrar novedosas formas de utilizar el repollo en la alimentación y su forma de fermentación, en El Recetario de la Dra. Cacerola, que pronto publicaremos.  Mantente al pendiente en nuestra página de FB o en este Blog.

Compartir:
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • Google Reader
  • LinkedIn
  • Google Bookmarks
  • Tumblr

Tagged: , , , , , , , , ,